Un aire acondicionado de sistema split es un acondicionador de aire en el que el aire fresco está separado en dos partes conectadas entre sí por un enlace de refrigeración utilizado para transportar las calorías desde la unidad interior a la unidad exterior.

El compresor de un sistema de aire acondicionado dividido se encuentra en su unidad exterior, la unidad interior más pequeña se utiliza para distribuir el aire acondicionado a la temperatura elegida por el usuario.

Los aires acondicionados de sistema dividido pueden ser de una sola pieza (unidad interior única) o de varias piezas (unidades interiores múltiples) para una sola unidad exterior.

Algunos aires acondicionados de sistema dividido se denominan acondicionadores de aire invertidos cuando tienen una regulación fina que optimiza el coeficiente de rendimiento a la vez que garantiza la comodidad del usuario.

Sistema inverter

Los aires acondicionados Split son inverters cuando funcionan en modo bomba de calor. A continuación se invierte el ciclo termodinámico. Es la unidad interior que proporciona calefacción a partir de las calorías utilizadas por la unidad exterior (compresor y evaporador).

En todos los casos, el aire acondicionado de sistema dividido es una unidad de calefacción o aire acondicionado exterior y una unidad interior. Esta unidad de interior puede tener diferentes configuraciones estéticas: módulo mural, módulo de techo, cassettes,…

El aire acondicionado de sistema split se utiliza tanto en entornos residenciales como de oficina. Su principal ventaja es su precio económico y su uso de confort para zonas donde la necesidad de aire acondicionado es imperativa: alta ocupación, residencias de ancianos, salas de reuniones, tiendas,….

La instalación de un acondicionador de aire split también es sencilla porque consiste en instalar una unidad exterior (con compresor y condensador) y una unidad interior (evaporador); las unidades están conectadas por tuberías de refrigerante y un cable eléctrico.

El precio de un sistema dividido varía según el contexto de la instalación: dificultad de acceso, distancias para el suministro de energía y el drenaje de condensados, reparaciones de decoración y pintura, etc. Con una gama de precios para un acondicionador de aire que van desde 400 euros a 1600 euros con IVA incluido. Por último, elija su sistema split en función del precio pero también de la calidad: notoriedad del fabricante del aire acondicionado, asesoramiento y servicio postventa, bajo nivel de ruido,….

¡Llame Ya!